12 de septiembre de 2005

Para después…

Para después…

I

Deberían ser ciegos los espejos
como el agua
como el ojo de una estrella
que no puede ver su propia imagen.

Me llevaría solo el aire
como a ellos
para luego recordar en un instante
como era todo antes
mucho tiempo antes
mucho tiempo antes
de ver en ti mi carne.

II

Despierta...

Sobre mi piel, sin poder hablar
como alguien que ha mentido
entre unas manos que no me dicen nada.

Olvidaba tus brazos, tus labios,
dormir contigo, tocarnos.

No quiero que nada se me olvide
para cuando tenga que morir
pueda volver a escribir.

1 comentario:

angustfreak dijo...

Carajo!!!!! demasiado conmovedor :(
(Despierta...)