21 de julio de 2005

Poemas para ver de lejos

I
Quiero caerme sin que me toque el aire
dentro de una pirámide
sin túneles ni criptas.

Oler a agua sin soñar algo
no sé qué, pero algo.
Ver que me están soñando y preguntar por qué
hasta estar muerto
tienen que hacerme vivir más de lo vivido.

Es casi peor que estar despierto
tal vez más sincero, indiferente.
Pero se sienten las venas iguales.

Sí pudiera resignarme a que no hay nada,
viviría más tranquilo.

Por eso prefiero cuando muera
volverme humo que polvo
y soñar un laberinto.

1 comentario:

Dracom dijo...

Amigo:
Sigue escribiendo, me ha gustado, sigue haciéndonos participes de tus hallazgos.