22 de mayo de 2005

Teclado universal al instante

No acostumbro ver televisión, pero hace un par de noches después de ver algún programa que tal vez no decía nada, pero que por lo menos me entretenía sucedió algo de lo cual no tenía idea, conciencia o ni siquiera en mis más profundas y horribles pesadillas imagine que pudiera existir.

Se trataba de un Infomercial; segmentos televisivos destinados a la venta masiva de productos en su mayoría inútiles y de poco uso práctico por no decir que nulo.
Tuve la oportunidad de ver uno que publicitaba un curso en video para aprender a tocar el teclado electrónico de manera “profesional” como ellos mismos lo prometían. Con la ayuda mínima de una serie de videos en formato VHS, en los cuales se explica y supuestamente se desarrolla un mágico y novedoso curso para ser un virtuoso de la música. Yo ya sé que esto es completamente absurdo y muy estúpido, pero, sí está en televisión envenenando el tiempo aire debe ser por algo.

Al estar observando detenidamente, atónito y para ser sincero con una sensación bastante extraña, un escalofrío horrible que me recorría la espalda con asombro y mucho terror. Fue así que seguí el curso completo de todo el infomercial, tratando de entender hacía qué tipo de público está dirigido y en realidad cuál puede ser el truco (lo cual no es muy difícil de adivinar)

Tuve un poco de confusión al principio porque hay tener varios factores o tópicos presentes como: el público al que está dirigido, el propósito de la venta, la estructura que se repite como un patrón en cada uno de estos infomerciales, por sólo mencionar un poco. Tal vez alguien haya visto éste en particular y seguramente muchos otros saben de lo que hablo.

Las madrugadas en televisión están atestadas de esta basura. Hablo sólo de las madrugadas pues es a estas horas cuando he tenido la oportunidad de verlos.
Sin duda alguna es una labor bastante interesante y me atrevo a pensar que hasta un fenómeno antropológico digno de ser estudiado. Particularmente aborrezco la antropología, pero en este caso le encuentro un sentido y una aplicación para un problema que debería preocupar a la sociedad. Se presenta una manipulación del lenguaje, de la información completamente canalizada a favor de quien oferta el producto. Promesas de felicidad, frases como “garantía de satisfacción”, “Gratis”, “Sólo ahora”, “En este momento”, “Llame ahora”, “Promoción”, “Sin costo para usted”, “Si no lo hace, es porque no quiere ser feliz”, entre un sin fin más de combinaciones absurdas y estúpidas.

Tal vez en algún momento de mi vida, cuando no tenga mucho en que ocuparme como en este momento. Me dedicaré a estructurar uno, promocionando un producto maravilloso para la vida moderna, novedoso, increíble, cómodo, que hará nuestra vida más fácil y por supuesto que sea completamente inútil. Pero ya será en otro momento. Por ahora pretendo exponer los elementos que le dan forma a este veneno para las masas.

Obviamente hay miles de esos infomerciales y sería imposible, titánico, y hasta peligroso para mi salud mental, el dedicarme a analizar estas aberraciones de los medios de comunicación modernos. Así que hablare del maravilloso y novedoso curso “Teclado universal al instante”

Al adquirir este producto mágico, el individuo en la comodidad del hogar, sin tener ninguna disciplina, virtud, y mucho menos una aptitud musical. Podrá tocar el teclado como todo un músico de conservatorio y esto sólo en un par se semanas siguiendo el curso en video, frente al televisor.

Uno de sus trucos para vender consiste en aprovecharse de una clase media o en todo caso media alta que parece estar sumamente ocupada con sus actividades cotidianas, la familia, los pagos, el trabajo, etc. Programas que se valen de actores pésimos, como sí fueran todos los miembros de una sola familia en la que participan las tías, los primos, los sobrinos, nietos, la abuela, etc. Sus actuaciones, vestuarios, escenarios, fondos musicales y arte visual (sí se le puede llamar así) son precarios, patéticos y arcaicos. Colmados de actuaciones rebuscadas, tristes, tan trabajadas y fingidas que carecen de originalidad y/o verosimilitud.

Así que al tener este curso tienes la posibilidad de aprender a tocar el teclado a la hora que tengas tiempo. Pero, quien realmente se va a sentar a estudiar un método que carece de seriedad y me atrevo a asegurar que de efectividad alguna. Aunado a esto el dilema de saber si tienes la habilidad para aprender algún instrumento. Hay personas que están negadas para muchas cosas entre ellas el arte. Entonces aquellas personas que carecen de esa sensibilidad para la música, aunque sean unas bestias pueden aprender? La verdad no lo sé y me aterra comprobarlo.

Además de este beneficio humanístico te “regalan” un teclado profesional con bocinas “estereofónicas”, un amplificador portátil (o sea ¿esto para que?) y un micrófono integrado para que puedas cantar y SER EL ALMA DE LA FIESTA!!! Como un beneficio extra te regalan un video que contiene los mejores y más comerciales éxitos de la música latina llamado “Éxitos latinos universales”. En este momento surge la gran pregunta. ¿y cuánto cuestan todos estos beneficios?
Nada más y nada menos que la ridícula cantidad de $2.500 pesos de contado o cómodas mensualidades de 300 pesos aproximadamente.
Increíble, no es cierto?

Llego un momento en el que ya no pude resistir más el pánico, el asco, la incredulidad, y al final impotencia y una profunda tristeza…

Estuve por unos minutos tentado a llamar al número que aparecía en pantalla para hacer el pedido, obviamente con la intención de preguntar a una de las operadoras: Srita! Disculpe, ehm… en verdad ha atendido algún pedido que ordene el curso “Teclado Universal al Instante”?
Seguramente me habría dicho que si y yo habría caído en un coma profundo, habría necesitado una lobotomía frontal o bien me habría provocado un neurisma del tamaño de una naranja.

Para más productos de la misma índole este es el link www.rshopping.com

5 comentarios:

c dijo...

NO MAMES!!!

El Teclado Universal Al Instante rulea severamente... está bien loco porque el güey ese que dizque es maestro de conservatorio y que sale con sus cadenotas de narco, ES EL MISMO QUE EL PAYASÍN QUE LO RECOMIENDA A LOS NIÑOS!!!!!

Ese informercial es arte y no mamadas

Ernesto dijo...

pero de que venden, venden. Tan sólo para pagar el tiempo en televisíón , que debe ser más barato en ese horario, deben vender una gran cantidad de artículos y todavía obtener ganacias. Cómo tú dices Doc, ¿qué clase de personas llenan sus vidas viendo tales infomerciales y adquiriendo lo que anuncian?

Royal Majesty Queque dijo...

Yo solo había visto el de la guitarra, de ahi en fuera le cambiaba y me dormia jajajaja...

Chale, ya todo lo quieren fácil ='(

Yo venderé el cello fácil!! Y ME AMARAN!!! Y SERÉ RETEFAMOSA!! (y ya no acabaré de pepenadora!!)

Saludotes!!

Juan el Descuartizador dijo...

Jajaja pinche C

c dijo...

Jódete, marica


..le digo al GEngel. Creo