2 de enero de 2016

XXVIII



Estamos bien así sin hablarnos.
Y es que a mí sólo me gusta mirarte sin que me veas,
encontrarme con esos ojos
que a veces imagino llorando.

A veces me pregunto;
cómo sería mirarnos,
si te es ajena la ternura
o si tú también tendrás el alma podrida.

Por eso no quiero hablarte,
porque conocerte sé que rompería el encanto.

Eres sólo un pretexto para sentirme solo
por eso me gustas,
porque no sé nada de ti;
ni de tus gustos o tus enfermedades,
porque nunca estaremos juntos,
porque jamás nos aburriremos el uno del otro.  

No me interesa lo que pienses o sientas
no me hace falta tu piel
o conocer el pasado oculto
detrás de tus ojos.

Yo lo único que quiero
es mirarte sin que lo sientas
como aquél que estaba
en la parte rota de la foto.

Alfonso R. Arroyo Sámano

1 comentario:

Angust freak dijo...

owww que bonito!!!!!